Recomendaciones para hacer licuados saludables

Licuados saludables. Los mejores tips y recomendaciones
Licuados saludables. Los mejores tips y recomendaciones

Si no tenés mucho tiempo para cocinar son una gran alternativa. De hecho, los licuados pueden ser una comida completa.

Tienen todos los beneficios de la fibra por eso mejora el transito intestinal. Ademas, la fibra es el alimento predilecto de las bacterias buenas del intestino.

A los licuados podes agregarles superalimentos (espirulina, maca, polen, aloe, açai, bayas de goji, wheatgrass, cúrcuma, matcha o cacao) para hacerlos aún más nutritivos.

Recomendaciones. Podés utilizar:

  • Agua (filtrada en lo posible).
  • Agua de coco.
  • Jugos de fruta naturales 
  • Leches vegetales (de coco, de castañas, almendras, etc.) para que salgan más cremosos, sumar más proteínas y un poco de grasa a tus licuados.
  • Los cítricos van pelados y sin semillas a la licuadora.
  • La lima y el limón son grandes aliados para contrarrestar sabores más fuertes, como el de las hojas verdes.  
  • Atención: Las semillas de la manzana y los carozos de cereza, ciruela, durazno y damasco tienen pequeñas dosis de ácido cianhídrico, un precursor del cianuro, por lo que no conviene meterlas en los preparados.
  • La palta es una grasa muy saludable que aporta cremosidad y ayuda a asimilar ciertas vitaminas y antioxidantes. Agregales palta a tus licuados y  vas a asimilar cinco veces más los carotenos y licopenos.
  • A veces podés agregarles una pizca de sal marina o del Himalaya, para resaltar los sabores.
  • Conviene acostumbrarse a los sabores naturales de las frutas y verduras sin agregados de endulzantes.
  • Si incorporas dátiles, conviene que los dejes en remojo antes de usarlos. Sacarles los carozos previamente. (los dátiles Medjool son los más ricos, dulces y carnosos).
  • Se puede agregar hielo (de agua purificada) a la licuadora, si es que es potente y te lo licúa. Tal vez no sea lo mejor para tu digestión, pero en verano son más sabrosos. También podés congelar tus leches vegetales en cubeteras de hielo para agregar a los licuados.
  • Otra gran idea es tener en el freezer fruta congelada y usarla en lugar del hielo. Se concentra el sabor y quedan más ricos. (Por ejemplo, frutos rojos, banana, mango, melón en bolsas de freezer.) Los pelás, los cortás y los guardás.

Fuente: Paz, amor y jugo verde. Marina Borensztein